Postres con tradición Venezolana

Cuando se habla de postres, se entiende alguna preparación dulce, ya sean cremas, tartas, pasteles, helados, bombones, entre otros. Pero por extensión se denomina postre a cualquier comida dulce que se toma al final de la comida, o como alguna merienda, como sería el caso de las galletas o las magdalenas.

Los postres siempre han tendio un sentido delicioso, tanto para los niños y adultos que no pueden pasar el día sin probar un rico dulce, llegando a convertirse en un complemento ideal en toda gastronomía; pero cuando hablamos de la repostería venezolana nos referimos a una lista extensa de postres, tortas, golosinas y demás azucarados, que con el pasar del tiempo se han hecho parte de nuestras tradiciones y de nuestras costumbres culinarias.

En un principio, Venezuela cuenta con una gama de dulces que se confeccionaban básicamente con papelón, harina de maíz y frutas como el coco, el cambur y la guayaba. Su procedencia es de origen indígena y son parte de nuestro menú desde hace mucho tiempo. Dulces artesanales como el majarete, las melcochas, los besitos, las conservas de coco y las naiboas son una prueba indiscutible de la gran influencia de nuestros aborígenes.

Por otra parte, existe otra gama de dulces que son los que destacaron en la época de la colonia, siendo el resultado de la unión de diferentes etnias, en donde la influencia española, unida íntimamente a las costumbres y a los ingredientes venezolanos, hicieron una fabulosa unión gastronómica; tal es el caso de los flanes, quesillos, torta tres leche, de piña, naranja, cambur, guayaba, guanábana o de coco, gelatinas de leche y frutas, el chantilly, las jaleas, los suspiros, turrones, entre otros.

La gran cantidad de dulces y postres que posee la repostería venezolana es amplia y variada, llena de diferentes colores y sabores, en donde la fusión de las técnicas e ingredientes han sido distintivo de la gran variedad y estilo. ¿Qué esperas?, ¡disfruta de un delicioso dulce venezolano!